LA CANSERA DEL CAMINO

NOTICIAS DE LA CANSERA



NOTICIA DEL 09-05-2013


Hola, queridos no olvidados:

¬
Ya, por fin, damos señales de vida. No, no nos hemos olvidado de vosotros.

Algunos pensaréis: «Pero qué estarán haciendo estos dos tontos en Galicia». Otros diréis: «No sabemos nada de Fina y Daniel». Y otros: «Por fin nos envían fotos».

Es verdad que hace mucho tiempo, ya no sabemos cuánto, que no os enviamos noticias ni fotos. Pero, como se dice en Francia, «Tout arrive à qui sait attendre». En España diríamos que «Nunca es tarde si la dicha es buena». El anterior invierno no hicimos obras en la casa. Daniel trabajó fuera y Fina también, de maestra en la escuela de Sarria. Teníamos solamente los fines de semana para intentar ocuparnos de nosotros, de la casa y de Jaco y Beo en plena crisis de juventud perruna.

En marzo del año pasado, al final del contrato de Daniel, empezamos, por obligación, a arreglar el patio de la entrada. Encementamos construyendo una terraza y colocamos una valla para delimitar un espacio reservado para los cachorros. Además, tuvimos que rehacer los jardines y replantar lo que habían destruido Jaco y Beo en sus momentos de crisis de solicitud juvenil perruna en espera de mimos de sus dueños.

En la misma fecha, motivada por la salida del director, el empuje de sus compañeros y la incertidumbre de la renovación de su comisión de servicio, Fina se puso las pilas para preparar un proyecto de dirección y proponer su candidatura a dicho puesto.

Por suerte, empezó el primero de julio en su puesto de directora, así que adiós a sus vacaciones, porque la tarea no era grande, era inconmensurablemente

e n orm e.

Durante ese tiempo, Daniel cuidó de la huerta, que nos dio una buena cosecha, sobre todo de pimientos y tomates. El verano, muy cálido y poco húmedo, fue muy favorable para este tipo de cultivos. Por desgracia, y por error de principiante, no comimos judías verdes. Aprenderemos para los próximos años. Y, una vez más, elaboramos conservas y mermelada de naranjas amargas (sevillanas), fresas, frambuesas, limones, ciruelas rojas y amarillas, tomates verdes, higos y calabacines.  Además, las terrazas de la huerta, apoyadas en la casa, han visto la luz con piedras regaladas y recogidas de una vieja casa. Al mismo tiempo, aprovechando el desnivel del terreno, preparamos un depósito de hormigón para recoger el agua de lluvia con el fin de regar la huerta.  Entre tanta ocupación o preocupación, nos quedaba poco tiempo para disfrutar de nuestra vida diaria y no pudimos dar hospitalidad, según era nuestro deseo, a todos los peregrinos que nos habría gustado.

Durante este invierno empezamos a arreglar la bodega y la habitación que estará encima de ella. La limpieza y restauración de las viejas vigas, recogidas en la obra de la casa, ha sido fastidiosa, pero ya están en su sitio. Asimismo, el suelo de pino está colocado, incluyendo los recortes de ajustes. ¡Vaya cambio!

Durante todos estos meses, Fina ha pasado más tiempo en la escuela que en casa, procurando resolver la tarea faraónica que le espera cada día.  También hemos ido descubriendo un poco más Galicia. Así, un día, paseando hacia Orense, mientras cruzábamos la Ribeira Sacra (zona de viticultura) y los meandros del río Miño, disfrutamos de un espectáculo de nieblas saliendo de sus riberas. Otro día, el 5 de enero, acogimos en Sarria la llegada de los Reyes Magos, con sus carrozas iluminadas.

Y participamos en una matanza. Con medio cerdo elaboramos nuestros salchichones, chorizos, salazones y otras carnes preparadas. Fueron momentos intensos de gran interés. En definitiva, una inmersión en la cultura gastronómica tradicional gallega.  Ahora que la temporada de las nieves ha terminado, estamos pensando en arreglar los jardines de la entrada de la casa y en llevar a cabo todas las ideas que se nos ocurren para mejorar La Cansera.

Para terminar, queremos contaros que tenemos una mejor conexión de Internet y que hemos creado una dirección de Skype. Esto nos permite, mediante videoconferencia con la cámara web, hablaros y veros. Nuestro nombre en Skype es santiago.saintjacques. Por último, os informamos de que las fotos de julio 2012 ya pueden verse sin problemas en nuestra página web www.lacanseradelcamino.com.

La Cansera este año cuenta con la vuelta a su vocación:

Dar hospitalidad a los peregrinos que la necesitan.




Un fuerte abrazo.




OOOH... EL TIEMPOLA VUELTA




15 133 páginas vistas

Casa La Cansera - A Pena Nº10
27611 PARADELA ☏ +34 689 03 24 88

Aviso legal |  Cookies

Volver arriba