LA CANSERA DEL CAMINO

NOTICIAS DE LA CANSERA



OOOH... EL TIEMPO


Hola, fans de La Cansera.

¬
Oh, el tiempo… No hablamos del que nos preocupa a todos un poquito diariamente debido a las condiciones meteorológicas. No. Hablamos sobre el movimiento eterno de las agujas del reloj. Sí, del tictac incesante que nos hace olvidar que él (el tiempo) existe. ¿Quién, alguna vez, no ha tenido tiempo de hacer algo? ¿Quién no ha visto pasar el tiempo? ¿Quién no ha corrido detrás del tiempo?

Nosotros mismos no hemos tenido tiempo de hacer muchas cosas, hemos visto pasar el tiempo o hemos corrido detrás del tiempo. Esto explica, probablemente, por qué han pasado doce meses desde que os dimos nuestra última información. Le echamos la culpa al tiempo o, mejor dicho, a la falta de tiempo.

Pero paremos de buscar culpables donde no los hay. Diremos, simplemente, que hemos empleado el tiempo en nuestras ocupaciones.

En cuanto a la huerta, la cosecha fue mediana. La sequía la ha azotado durante todo el año y las reservas de agua, que de forma tan generosa puso a nuestra disposición la dama naturaleza, se han acabado a mitad del último agosto. Algunas lluvias han traído un poco de humedad, aunque solo favorable para el crecimiento de la hierba. La consecuencia directa fue que pasamos mucho tiempo arrancando las malas hierbas para no usar ningún producto químico. Envasamos en conserva judías verdes, calabacines y pimientos, y preparamos mermelada de fresas, frambuesas, cerezas y naranjas amargas (sevillanas). Las cebollas, patatas, calabazas, habichuelas, garbanzos y remolachas están almacenadas en la bodega.

La Cansera, en su vocación de abrir sus puertas, ha tenido un año rico en emociones. Las visitas y reuniones aquí, de una parte de nuestra familia y de algunos amigos para compartir la paz y la tranquilidad que se respira, fueron objeto de grandes momentos de felicidad y alegría. No olvidamos a los peregrinos, tanto los que descubrieron La Cansera como aquellos que pararon una vez más en este rincón del paraíso. Según las estadísticas, 183 466 peregrinos llegaron a Santiago en 2011, un 33 % menos que en 2010 y un 25 % más que en el año 2009 (Fuente: Oficina del peregrino). No os asustéis, porque todos no pararon en La Cansera.

Seguro que no os habéis olvidado de Jaco. ¿Os acordáis de aquella bola de pelo blanco, ese peluche adorable? Pues ese osito polar ha pasado al círculo de los adultos con sus 70/75 kg y 75 cm de altura hasta el hombro. Todavía es una montaña de suavidad y tranquilidad.

Al final del último agosto llegó Beo, un labrador de cinco semanas. Un perrito que, desde el punto de vista de Jaco, era solamente un bocadillo de cuatro patas. Después de un mes manteniéndolos separados para que se adaptaran, pudimos dejarlos juntos día y noche con total tranquilidad. Forman un buen equipo, sobre todo cuando es el momento de probar de hacer las últimas tonterías… Aparte de estos inconvenientes, que esperamos que no duren, son adorables y nos dan mucho amor y fidelidad. (Ver fotos)

No hemos avanzado con el bricolaje en La Cansera durante todo el invierno. Daniel ha trabajado durante seis meses en Paradela, así que el poco tiempo disponible durante los fines de semana lo ha dedicado casi a la finalización de un espacio adecuado para Jaco y Beo.

Ya estamos en plena efervescencia de La Cansera y, por supuesto, en la apertura diaria de su puerta, simbolizada por el agua fresca y las frutas preparadas a disposición de los peregrinos.

Os esperamos en La Cansera. Hasta pronto.




LLEGA LA PRIMAVERA Y UNA MASCOTANOTICIA DEL 09-05-2013




15 133 páginas vistas

Casa La Cansera - A Pena Nº10
27611 PARADELA ☏ +34 689 03 24 88

Aviso legal |  Cookies

Volver arriba