La nueva web

Bienvenidos a nuestra nueva página web.

Tras mucho trabajo, nos complace presentaros el nuevo sitio web de La Cansera del Camino.

En realidad, ¿qué ha cambiado? Sobre todo, la presentación, ya con un diseño actual y adaptado para poder verla en el teléfono móvil, que hoy en día es casi una herramienta indispensable de nuestra vida cotidiana.

Encontraréis los mismos contenidos, revisados, a los cuales hemos añadido más temas y fotos. Ya estamos pensando en otras novedades.

Ahora podéis adjuntar una foto a vuestro mensaje en el libro de oro. No lo dudéis y dejad correr vuestros dedos en el teclado para escribir en él.

El Camino de Santiago ha cambiado mucho a la altura de La Cansera del Camino. Con el objetivo de buscar los senderos históricos del Camino, lo han desviado en nuestra aldea de A Pena y ahora pasa 50 metros más abajo de la casa. Al mismo tiempo, los puntos kilométricos han sido actualizados y, como consecuencia, han desplazado el mítico mojón del kilómetro 100. Actualmente está situado en A Pena, a tan solo 80 metros de La Cansera del Camino.

La puerta de la casa había perdido el encanto que los peregrinos dejaban al disfrutar del agua fresca y del reposo en el banco de piedra. La puerta quedó como muda al no oírse las voces políglotas ni las risas a carcajadas, y otros gritos de felicidad, de los peregrinos de todo el mundo.

Todavía hoy, algunos caminantes, siguiendo las flechas amarillas, pasan delante de la casa.

Puesto que el famoso mojón del kilómetro 100 está muy cerca de la casa, pensamos que los peregrinos podrían llevarse un recuerdo de sus pasos por este punto kilométrico. Así que, ya sea como inicio de su peregrinación o porque les quedan solo 100 kilómetros tras varias semanas caminando después de salir de Pamplona, Saint Jean Pied de Port o de un punto más lejano (Francia, Alemania, Italia, Rusia…), diseñamos un sello especial para celebrar el kilómetro 100. Este está a disposición de los caminantes en la puerta de La Cansera del Camino y ya son numerosos los que han sellado su credencial con él.

Un dato más sobre el Camino: el número de peregrinos que llega a Santiago de Compostela y recoge la Compostelana sigue creciendo (el 10 % más que el año pasado).

En la casa continuamos con los arreglos interiores. Casi hemos terminado el salón-biblioteca, que pronto se revestirá con los muebles y recibirá en sus estanterías un gran número de libros y otros objetos.

En cuanto a Jaco y Bea, ¿qué podemos deciros sobre ellos? Pues que siguen con su vida de perritos felices, con siestas largas entrecortadas con ladridos avisadores de que algo o alguien pasa cerca de la casa. Tampoco se olvidan de esos momentos en los que les caen algunas chucherías o se encuentran bajo una nube de caricias y mimitos. Y no se quedan quietos cuando se trata de irse de paseo por los senderos arbolados de los alrededores de la casa.

?

Seguimos ofreciendo la hospitalidad a los peregrinos que necesitan un hueco en nuestro regazo para descansar y, por supuesto, como siempre en verano, acogemos a nuestras familias y amigos.

Sin más, hasta pronto desde La Cansera del Camino.

P. D.: Como sabéis, hemos aprendido que la colaboración de todos es muy importante. Si descubrís alguna errata en la página, no dudéis en comunicárnoslo para poderla subsanar. Muchas gracias por adelantado.

Leave a comment